Conozca el Perú



                                             
       
                          



Centro Histórico de Arequipa
Inscrito en la lista del Patrimonio Mundial en el 2000 Arequipa, la segunda ciudad más grande del Perú, está situada al sur de los Andes peruanos. Se le conoce también como la "Ciudad Blanca", por la piedra volcánica (sillar), con la que son construídas las casas y los edificios públicos de la ciudad. En el entorno de Arequipa existen innumerables atracciones turísticas como los cañones del Colca y de Cotahuasi, éste último, el más profundo del mundo. El valle del Colca, por su paisaje, constituye un escenario natural impresionante por la combinación de terrazas agrícolas que se remontan a la época incaica y más de una docena de villas fundadas en el siglo XVI.



Perú, país mágico y milenario, posee una diversidad y riqueza poco comunes en el mundo y ofrece al visitante infinitas alternativas y la posibilidad de vivir una experiencia única: Historia, cultura, naturaleza, aventura y mucho más en un solo destino.

Diez mil años de historia en más de 180 museos y destinos arqueológicos. Si bien la palabra Perú evoca inevitable y casi inmediatamente, las imágenes de Machu Picchu y del Imperio fundado por los Incas, por sus caminos es posible conocer el impresionante patrimonio arqueológico heredado por civilizaciones más antiguas que dan testimonio de su arte, costumbres, ritos y desarrollo.

Es un país que baila y canta sus alegrías y tristezas con extraordinario colorido y gran parafernalia. Son cerca de 3000 las ue conforman el calendario anual de fiestas de todas las regiones del país.

Con 1.285.215 km2, el Perú es el tercer país de mayor extensión en América del Sur, después de Brasil y Argentina, situándose así entre los 20 países más extensos del planeta.

Posee, además, 200 millas marinas y derechos territoriales sobre una superficie de 60 millones de hectáreas en la Antártida.
Se divide en 24 departamentos, más la Provincia Constitucional del Callao. La capital del país es Lima.
Es un país de todas las sangres. A través de su historia, el Perú ha sido el punto de encuentro de diferentes razas y culturas. A la población nativa se sumaron, hace cerca de 500 años, los españoles.

Producto de ese encuentro, enriquecido posteriormente con las migraciones de negros, asiáticos y europeos, emerge el hombre peruano, representante de una nación cuya riqueza étnica constituye una de sus más importantes características.
Como parte de su riqueza cultural, en el Perú coexisten una multitud de lenguas nativas. Aunque el español es el idioma de uso común, el quechua es una importante herencia del pasado inca y en muchas regiones del país aún se habla con ligeras variantes según la zona.

Existen, además, otros dialectos como el aymara (Puno) y diversas lenguas amazónicas que se reparten en una sorprendente variedad de familias de las que, aún en estos días, sobreviven cerca de 15 troncos lingüísticos, dando lugar a 43 lenguas diferentes.

Los primeros años del siglo XX estuvieron marcados por una larga dictadura civil encabezada por Augusto B. Leguía. El proyecto de modernizar al país, de crear obras para una "Patria nueva" endeudó al estado, el cual no pudo enfrentarse al crac de 1929. Fue también una temporada de abundante creación intelectual, simbolizada por el fundador del APRA, Víctor Raúl Haya de la Torre y José Carlos Mariátegui, creador del pensamiento socialista peruano y núcleo de la labor intelectual y artística del país durante su corta vida.

Tras la caída de Leguía, resurge el militarismo que, al parecer, hubiese llegado a su fin con los gobiernos de Prado en 1939 y Bustamante y Rivero en 1945; pero en 1948 ocurre un nuevo gobierno militar con Manuel A. Odría a la cabeza. Durante ocho años, las grandes obras públicas se entremezclaron con una dura represión política.

El Perú, en su empeño por establecer una relación armoniosa con los países vecinos, ha superado cualquier conflicto fronterizo. Las condiciones de navegación en el río Amazonas motivaron acuerdos con el Brasil, hasta que en 1909 se completó la determinación de las fronteras entre los dos países. Tras una larga discusión, el tratado fronterizo con Colombia fue aprobado por el congreso en 1927 y se les otorgó a los colombianos la salida al Amazonas. En 1929, tras las disputas territoriales con Chile, frutos del enfrentamiento bélico, la disposición por renovar las relaciones llevó a firmar el tratado por el cual Tacna retornó al Perú

La demarcación territorial con Bolivia quedó definida de mutuo acuerdo en 1932. Finalmente, tras varios conflictos bélicos y controversias diplomáticas con el Ecuador, el Perú, en 1999, logró hacer prevalecer el "Protocolo de paz, amistad y límites" firmado en 1942, cerrando el último capítulo de disputa por el territorio de la cordillera del Cóndor y reforzando la amistad con el Ecuador.

En 1968 las Fuerzas Armadas, con un golpe de estado, depusieron al entonces Presidente de la República Fernando Belaúnde. Los primeros años de esta dictadura militar la diferenciaron de sus contemporáneas latinoamericanas por su inspiración socialista. Encabezada por el general Juan Velasco, planteó una política de expansión estatal que debía solucionar los grandes problemas que empobrecían al país. Con ese fin, se estatizó el petróleo, los medios de comunicación y se realizó una reforma agraria. Lo sucedió Francisco Morales Bermúdez, quien, presionado por la población, convocó a una Asamblea Constituyente.

En 1980 Belaúnde es elegido nuevamente, pero la crisis que viven los sectores más pobres del país motivó el nacimiento de dos movimientos subversivos que por diez años sacudieron al Perú con su violencia. Después del gobierno de Alan García (1985-1990) el presidente Alberto Fujimori, electo en 1990, cerró el congreso en 1992 y decretó un gobierno de emergencia. Tras su segunda reelección en el año 2000, el reclamo ciudadano exigió nuevas elecciones, para lo cual se estableció el gobierno de transición democrática del presidente Valentín Paniagua. En julio del 2001 el Dr. Alejandro Toledo Manrique asumió el mando como Presidente Constitucional de la República.

Ciudad del Cusco
Inscrita en la lista del Patrimonio Mundial en 1983 Cusco, al sur de los Andes peruanos (3250 msnm), es la primera ciudad turística del país y una de las más importantes de América. Conocida por los incas como la "Ciudad Sagrada", Cusco es la capital de uno de los principales imperios precolombinos: el Tahuantinsuyo.

Su nombre en Quechua, Qosqo, significa el "ombligo del mundo", ya que en sus tiempos, controlaba una vasta red de caminos que unían, en la practica, todo Sudamérica, desde el sur de Colombia hasta el norte de Argentina

Santuario Histórico de Machu Picchu
Inscrito en la lista del Patrimonio Mundial en 1983
La antigua ciudadela de Machu Picchu, al sur de los Andes peruanos, es la principal atracción del Cusco. Descubierta en 1911 por el explorador estadounidense Hiram Bingham, la ciudadela es considerada el ejemplo más extraordinario de
arquitectura paisajística del mundo. Machu Picchu ("montaña vieja" en quechua, la antigua lengua del Inca) está situada en la cima de una montaña que domina el profundo cañón del río Urubamba, en plena selva tropical. Se piensa que fue un centro de culto y de observación astronómica o el recinto privado de la familia del Inca Pachacútec.

Complejo arqueológico de Chavín
Inscrito en la lista del Patrimonio Mundial en 1985
El sitio arqueológico de Chavín de Huántar, perteneciente al período que va del año 1000 al 300 a.C., representa la síntesis del desarrollo de la cultura andina. Situado a 3185 msnm y a sólo tres horas por autopista de la ciudad de Huaraz, el centro religioso de Chavín fue construído enteramente en piedra, con pasadizos subterráneos y una serie de estructuras piramidales. En el interior del complejo se pueden apreciar figuras en bajo relieve, en los arcos y las columnas, que combinan caracteres felinos, de ave rapaz y de serpiente, elementos siempre presentes en la iconografía Chavín. En la galería subterránea se aprecia el Lanzón, un gran monolito de 3.75 metros de alto, con la forma de una gigantesca punta de lanza. Chavín es uno de los lugares sagrados más antiguos de América.

Parque Nacional Huascarán
Inscrito en la lista del Patrimonio Mundial en 1985
El Huascarán es el segundo parque más alto en los Andes de Sudamérica y constituye el corazón de la cadena montañosa tropical más alta del mundo. Sus altas llanuras y la cumbre glacial del nevado que superan los 6000 metros de altura, son el ambiente en donde conviven diversas especies de fauna como el cóndor, la vicuña, el ciervo de cola blanca, el puma, la vizcacha, el gato y el zorro andino. El parque Huascarán posee 27 montañas, 663 glaciares, 269 lagos y 41 ríos.

Zona Arqueológica de Chan Chan
Inscrito en la lista del Patrimonio Mundial en 1986
Chan Chan es conocida a nivel internacional como la ciudadela de barro más grande del mundo prehispánico. En lengua Yunga, Jang Jang significa "sol, sol". Fue la capital religiosa del señorío Chimú (700 - 1400 d.C.), en el valle del río Moche, en el departamento de La Libertad (norte del Perú). Su extensión es de aproximadamente 20 km2, y se estima que en ella habitaron alrededor de cien mil personas. La ciudad fue el centro urbano de un vasto estado regional que dominó la mitad de la costa peruana desde Tumbes y la frontera con Ecuador hasta el sur de Lima.

Parque Nacional del Manu
Inscrito en la lista del Patrimonio Mundial en 1987
El parque se encuentra entre las provincias del Manu (Madre de Dios) y Paucartambo (Cusco), y comprende los territorios de las faldas de los Andes Orientales en la selva amazónica peruana. El área está habitada por un variado número de tribus, la mayoría de los cuales, actualmente, no tienen contacto con el resto del mundo. El parque es también el paraíso de 20000 variedades de plantas, 1200 especies de aves, 200 especies de mamíferos y un número desconocido, hasta el momento, de reptiles, anfibios e insectos.

Centro Histórico de Lima
Inscrito en la lista del Patrimonio Mundial en 1988.
En 1991 se agregó el Convento de San Francisco.
Lima, conocida como la Ciudad de los Reyes, fue desde su fundación un oasis de la cultura y de la elegancia en la América Española. Iglesias en estilo barroco y renacentista, palacios con balcones estilizados que constituyen la notable arquitectura de Lima, una ciudad que ofrece al visitante museos, galerías de arte, lugares de recreación y sitios arqueológicos pertenecientes a civilizaciones anteriores a la época incaica.

Parque Nacional del Río Abiseo
Inscrito en la lista del Patrimonio Mundial en 1990. Situado en los Andes orientales del Perú, el parque se encuentra en la confluencia de los ríos Marañón y Huallaga, ambos afluentes del río Amazonas. Existe en la zona importante testimonio prehispánico que ocupa una superficie mayor a 1500 km2 tanto dentro como fuera del parque. Desde 1986 el Parque del río Abiseo no está abierto al público.

Líneas de Nazca
Inscrito en la lista del Patrimonio Mundial en 1994
A dos horas de Ica, las increíbles líneas que trazan diversas figuras de animales, aves y divinidades, cubren el desierto en una extensión mayor a 450 km2. Las líneas de Nasca, descubiertas en 1927, son la herencia más importante dejada por la cultura Nasca, una civilización que floreció en el 300 a.C. Las líneas, en algunos casos, tienen una longitud de 300 metros, por lo que pueden ser vistas sólo desde lo alto.






Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu dirección de correo electrónico:
Tu página web:
Tu mensaje:

 
Publicidad
 
 
 
 
Hoy habia 1 visitantes (26 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=